Editorial

La historia las ha puesto en un segundo plano.

Erotismo a principios de siglo
Pequeños perros
Esta colorida ilustración parece insinuar que dos pequeños perros se disputan con un galante caballero el amor de la mujer.
Postales eróticas
Las postales reproducían escenas más propias de la escultura que de la fotografía erótica. Se trata de una representativa muestra de un género muy en boga durante los años 30 y 40 del siglo XX, especialmente conseguido en Alemania: en el llamado “mármol viviente”, se cubría el cuerpo de la modelo con un maillot que hacía desaparecer pezones y vello púbico con el objeto de rememorar el ideal de la belleza clásica.
Mujeres en bicicleta
La bicicleta se convirtió en un ejemplo de la emancipación de la mujer, que se atreve a conquistar sin recato el espacio urbano, en este caso con sus ruedas convertidas en un vergel lujurioso. Este artefacto se nos presenta dócil y erotizado, un poco a la manera de las “pedaleadoras” que, completamente desnudas, pretenden escandalizar a su público.
Imágenes lésbicas
Una tarjeta postal nos descubre la diversidad en la representación del amor lésbico, aquí de carácter explícito y con una lectura sadomasoquista.
Sardana nudista
Pentalfa fue una de las publicaciones nudistas más populares de su tiempo. Mostraba el desnudo con naturalidad, por ejemplo, mientras se baila una sardana.
Ágora

La casa del nazi

Xabier Quiroga

Amazonas

Adrienne Mayor