Se encuentra usted aquí

Los que no votaron la Constitución

Jueves 17 de Enero, 2019
La Constitución cumplió 40 años y lejos de celebrarle una fiesta sorpresa lleva tiempo metida en un intenso y controvertido debate. Fernando Rueda.

Es una pena cumplir 40 años y no ser recibido en una fiesta sorpresa en tu casa en la que la familia y los amigos te agasajen, te digan lo joven que estás y te deseen largos años de felicidad.

Pasa pocas veces, pero la controversia presidirá el 6 de diciembre el aniversario de la Constitución, a pesar de ser la única de nuestra historia refrendada por votación popular.

Andamos a bofetadas y en todos los rifirrafes –especialmente a raíz del conflicto catalán– termina apareciendo la Constitución, con la que algunos aseguran no estar de acuerdo y hablan de cambiarla, mientras otros defienden dejarla como está.

En octubre de 2018 se hicieron 40 años de la aprobación del trámite parlamentario que permitió aprobarla. Los partidos políticos reflejaron lo que pensaban del texto discutiéndolo y votándolo. Volver a esos momentos puede ayudar a entender los enfrentamientos que hoy estamos viviendo.

La UCD y el PSOE estuvieron claramente a favor del texto, con disidencias poco importantes en el partido de Suárez. Alianza Popular –posteriormente PP– de Manuel Fraga, pediría en el referéndum el voto a favor, pero en el Congreso sus 16 diputados se partieron: 8 votaron a favor, 5 en contra y 3 se abstuvieron.

Es decir, a la mitad de la derecha no le parecía bien. El PNV mostró sus reticencias –sobre todo territoriales– con el texto absteniéndose en la votación. Sin embargo, la Minoría Catalana, cuyo portavoz era Jordi Pujol, pero que acogía a Convergencia y a otros partidos incluidos los republicanos, votó en su inmensa mayoría a favor de la Constitución.

Cada uno puede sacar sus propias conclusiones, pero entonces y ahora, la Carta Magna ha estado rodeada de políticos que han primado la táctica a corto plazo sobre la estrategia a largo. La diferencia es que hace 40 años la inmensa mayoría se puso de acuerdo y ahora ese acuerdo parece un sueño imposible.

Otros artículos de:

Añadir nuevo comentario