El fin de ETA | Historia de Iberia VIeja

Se encuentra usted aquí

El fin de ETA

Viernes 25 de Mayo, 2018
Por fin hemos podido hacer la portada que más deseábamos hacer.

He tenido la suerte de vivir en el País Vasco. Allí estudié, o, mejor dicho, hice que estudiaba, pero aprendí muchas cosas. Vivía en Bilbao –Bilbo– y todos los días me iba a Lejona –Leioa– para pasar las horas en la Universidad del País Vasco. Llegué a la Facultad de Periodismo aprendido, pero fue una experiencia inolvidable. Si me tienen que exprimir un recuerdo de aquella época no dudo en cuál tendría: belleza, belleza en los paisajes y sus tierras y belleza humana en las gentes. Conocí a gente de diversa ideología y posición política pero puedo afirmar que la gente más pacífica y más feliz con el final de ETA están allí.

El mal lo hemos sufrido todos, pero sobre todo ellos. Cuando estuve por allí, ni el más independentista entre los independentistas veía bien la lucha armada. Claro que ha habido un porcentaje de gente, muy pequeño y ruidoso, que sostenía con sus ideas y sus votos la locura que representaba el terrorismo, pero era una excepción. Ahora, el País Vasco es libre.

Se ha acabado más de medio siglo de tiros en la nuca y de bombas debajo de los coches, y eso es lo que tiene que primar. Evidentemente, tiene que haber justicia, tienen que aclararse todos los crímenes y honrar a las víctimas, pero ese es otro debate, porque el que interesa aquí es que ETA ya es historia y podemos hacer la portada que más deseábamos hacer: ¡¡¡se ha acabado!!!

ETA no representa ni debe representar ningún tipo de ideas. Ahora que se habla tanto de que quede en el recuerdo y en la historia una lectura de los hechos –relato, es la palabra de moda– que tenga presente que ETA dividió al País Vasco, también tienen que tener presente que en el resto de España hemos visto las cosas con cierta equivocación. Es tiempo para que la historia nos vuelva a unir a ellos y a ellos con nosotros. Esa es la historia y el relato que queremos, porque el otro –ETA ha sido derrotada y detestamos sus crímenes– está escrito hace mucho tiempo.

Bruno Cardeñosa, Director

Otros artículos de:

Añadir nuevo comentario